Google

viernes, 28 de mayo de 2010

Del «Fast Food» a la «delicatessen tipográfica»





Cada día nos alimentamos peor, introduciendo en nuestra dieta alimentos no sólo malsanos si no, además, aburridos; siempre los mismos, con su enorme porcentaje de mediocridad poli-insaturada y regustillo a rancio, frito rancio. No, no me refiero al alimento del cuerpo, si no al del espíritu, evidentemente.
Ludwig Übele nos propone una dieta a base de «platos»clásicos pero revisados, donde recetas ya suficientemente testeadas y probadas, son puestas al día con un toque, diríamos, de «autor» —con los riesgos que ello conlleva— que a mas de uno sorprenderá, a otros disgustará pero que a nadie dejará indiferente, especialmente los precios, al alcance de no muchos bolsillos, especialmente si habéis de repercutirlo completo al cliente. Ya dijeron los castellanos eso de «no se hizo la miel para la boca del asno».
Aviso que no es apto para todos los paladares; los más oscos y zafios las despreciarán, ¡seguro!

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis